Limpieza de lámina correctora telescopio Schmidt Cassegrain

Con el paso de los años, las salidas al campo y la humedad, nuestro
material va acumulando polvo y suciedad que se queda pegada a la lámina
correctora en el caso de los Schmidth Cassegrain (SC) y Maksutov
Cassegrain (MK), el espejo primario en los Newton, o la lente frontal en
los refractores.
A pesar de que podamos seguir observando con estas ópticas sucias, e
incluso pensemos que no están demasiado manchadas, no está de más
limpiarlas cada cierto tiempo.
En mi caso, no he limpiado el SC desde que lo compré, hace seis años, por lo que ya iba siendo hora de hacerlo.
Siempre da miedo manipular los elementos ópticos de nuestro material, pero con
cuidado y paciencia no debe de suponer ningun porblema su tratamiento.
La limpieza de estos elementos está al alcance de cualquiera.
Lámina antes de ser limpiada

No nos hacemos responsables de posibles problemas que puedan surgir. A
pesar de ser un proceso fácil, cada uno/a sume bajo su responsablidiad
los deterioros que pueda ocasionar a su material.
Si tiene dudas de si este proceso puede ser usado para su material, puede
escribirnos y le intentaremos asesorar dentro de los conocimientos que
tenemos.

Quiero agradecerle las pautas y consejos dados para seguir este proceso a Esteban Garrote, compañero de la Sociedad astronómica SYRMA.

MATERIALES
Los materiales utilizados son de fácil obtención y bajo precio, siendo los siguientes:
-Algodón arrollado (Farmacias)
-Alcohol isopropílico
-Agua destilada
-Pincel suave
-Pera de aire
-Paño de microfibra
PROCEDIMIENTO 
Hay diversas formas de proceder, en este caso por recomendación de un amigo
que tuvo buenos resultados lo haremos de la siguiente forma.
Soplando con la pera iremos quitando las partículas que no están adheridas.
Posteriormente, pasaremos el pincel suave radialmente, del espejo
secundario hacia el exterior, sin realizar apenas presión sobre la
lámina para evitar que alguna partícula pueda rayarlo.
Con esto habremos quitado el polvo y la materia que estuviese suelta.
Limpieza con un pincel
Mezclaremos el alcohol isopropílico con agua destilada en un
proporción del 80% alcohol y 20% agua. Pueden usarse otras proporciones.
Algodón usado
A continuación, tomaremos cachos de algodón y los mojaremos con la mezcla
de alcohol y agua. Antes de proceder a usarlo, tendremos que
escurrirlos para evitar que caigan gotas y se acumule el líquido en la
lámina.
Tendremos cuidado de no tocar con los dedos la zona del algodón que entrará en
contacto con la lámina, para evitar mancharla con la grasa de los
mismos.
Levemente iremos posando el algodón sobre la lámina, radialmente hacia fuera,
casi solamente con su propio peso. De esta forma conseguiremos que gran
parte de la suciedad sobre la lámina se la llevé el algodón.
Cada vez que hagamos una limpieza radial, tiraremos ese cacho de algodón y
usaremos uno nuevo repitiendo el proceso por toda la superficie.
El siguiente paso será similar al anterior, solamente que en vez de posar
el algodón, lo pasaremos deslizándolo sin apretar y con cuidado,
realizando el mismo movimiento radial del centro al exterior.
También, como antes, desecharemos el algódon usado para cada paso radial y usaremos uno nuevo.
Veremos que la suciedad sólida va desapareciendo, pero aparecerán manchas
dejadas por la mezcla de alcohol y agua. Esto no supone un problema ya
que se eliminarán con el paño de microfibra.
Manchas dejadas por la mezcla
Este cuarto paso lo realizaremos tantas veces como considermos necesario
hasta que desaparezca la suciedad sólida de nuestra lámina.
Si vemos que ha quedado algun hilo o partícula de algodón sobre la lámina,
podemos intentar quitarla con el pincel, como siempre, con cuidado de
no presionar sobre el cristal.
Por último, haremos una comprobación visual de que no haya ninguna
partícula de polvo sobre la lámina, en caso de haberla la quitaremos con
el pincel. Esto es muy importante puesto que en el siguiente proceso
podríamos rayar la lámina en caso de que hubiésen partículas sólidas.
Tomaremos el paño de microfibra, y  con cuidado de no tocar con los dedos la
parte del paño con la que limpiaremos, iremos suavemente limpiando la
lente como cuando limpiamos las gafas de sol o de ver, con la diferencia
de no ejercer presión y tener más cuidado.
Esta limpieza quitará definitivamente las manchas dejadas por el líquido que usamos en los pasos anteriores.
Limpieza con paño de microfibra
Así de fácil y sencillo es limpiar nuestras láminas correctoras del
telescopio. Este proceso también puede realizarse para los Maksutov
Cassegrain.
Lámina tras la limpieza
Para finalizar, una comparación del antes y después de la limpieza
Comparación antes y después
¡Espero que les haya sido de utilidad esta guía y así puedan disfrutar de cielos despejados y ópticas limpias!

Video con el proceso:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *